martes, 20 de noviembre de 2012

299 Ganador semanal en Wonderland


| En el orfanato |

Las tardes de los domingos se repiten. Formados  en el patio, por sexo y por edades. Me colocan el primero por ser el mayor y, también,  porque soy ciego. La niña tonta permanece inmóvil, sentada en el zaguán. Los chavales se ríen y la faltan. Dicen que tiene cara de bruja,  piel ahumada y ojos de arándanos. Luego, esas gentes de ciudad nos hurgan y olfatean. Cuando la suerte acompaña, uno de nosotros recoge sus cosas, dice adiós  y marcha para siempre.  Entonces el domingo acaba antes y todos, menos la niña tonta, lloran. Yo tampoco. Como si no supiéramos. 

©  Xavier Blanco 2012

___________________________________


Hoy, el programa cultural Wonderland de RNE4 ha elegido mi relato "En el Orfanato" como ganador del concurso semanal de microrrelatos. Justo hace un año, en idéntica semana del  2011, mi relato "Obra maestra" ganó el mismo concurso. Como si el tiempo no hubiera pasado, como si todo permaneciera igual, quieto, en el mismo lugar. Como si esto que llamamos vida sólo fuera un boomerang que regresa una y otra vez. 
Aquí podéis leer "Obra maestra". Un año es mucho, casi demasiado. 



Aquí tenéis el audio, a partir del minuto 45'.


42 comentarios:

  1. Desolador, Xavier, desolador y maravilloso. A veces es mejor hacerse el ciego o el tonto antes de aceptar un realidad tan brutal como la de los niños abandonados. "Como si no supiéramos", broche de oro para tanta soledad. Otra joya para tu colección y también para la nuestra. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mar, por pasar y comentar. Habrá que ir puliendo esa colección. Un abrazo.

      Eliminar
  2. De los dos finales que propones, no sé con cuál quedarme. Me gusta el happy end y me gusta el macabro. Pero me quedo con los dos, a la vez. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Victor, yo también me quedo con los dos, porque son dos las realidades que ahí conviven, iguales pero diferentes.
      Un abrazo amigo.

      Eliminar
  3. Buen micro, sencillo y elegante en lo narrativo y en lo resolutivo. Y si cabe más duro que elegante y sencillo. ¿Te gustan las redondeces?

    Una perta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cortacuento, esa era la idea, lenguaje sencillo, pero imagen potente. Ahora estamos transitando ese camino. Gracias por pasar y por comentar.

      Eliminar
  4. Llora quien albergaba esperanzas, y quien no, no... quién sabe, quizá con el tiempo la niña tonta y Homero terminarán unidos por lazos más fuertes que el desamparo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alberto, yo creo que sí, que terminarán unidos.
      Gracias por pasar y por comentar.

      Eliminar
  5. ¡Vaya domingos de Dios!.

    A mí me resulta desesperanzador y me meto en la piel de esos críos que has elegido, y no sabría cuál llevarme. Puede que los dos a la vez, para que sus lágrimas no lloren más domingos.

    Sencillez en tu prosa, bien estructurado y final con el "Yo tampoco" que me rechina un poco. No porque no lo entienda, sino "sonoramente".

    Besos desde esta noche de viernes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura, ellos no lloran, ellos saben que nunca se irán, que nunca s elos llevarán. Veo que remarcáis la sencillez en la redacción del texto, pero me queda saber si lo hacéis en positivo, en negativo, o simplemente es una constación. Cuando abuso del lenguaje florido sois mas desmesurados en los comentarios. Pensé varias veces el "yo tampoco", pero al final lo dejé, porque rompe, proque lo une a la niña tonta.
      Besos Laura

      Eliminar
    2. En mi caso es positivo. Me resulta menos rimbombante y mucho más fluido.

      Beso.

      Eliminar
  6. Qué duro, Xavi. Y qué triste. Sobre todo, pensar que es continuo, que es cada domingo. Qué desolador saber que la tristeza será cíclica como las semanas. Y me encanta el final, desde el "Entonces el domingo..."

    Un abrazo, Company.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel Angel. Sí, es duro. Pero dura debía ser la vida de esos orfanatos de la postguerra. Ya es difícil la vida como para ser diferente. A mí también me gusta el final.
      Tenemos pendientes las cervezas.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Igual la niña no es tan tonta. Muy duro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel Angel.
      Yo también lo creo, es mas lista que todos esos que se mofan, y luego lloran en sumidos en su soledad.
      Gracias por pasar y por comentar

      Eliminar
  8. En esta sociedad actual hay que ser tonto o ciego para que estar inmune a ciertas cosas.
    Tus personajes perduran ajenos a todos los que sienten, o tal vez sean los más preparados para subsistir.
    Me gusta cómo escribes Xavier, aunque algo te he leido, creo que no había llegado antes hasta aquí. Me busco un huequito si no te importa.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo, no solo no me importa, me gusta que te quedes, aunque sea emboscado. Gracias por pasar y quedarte.

      Eliminar
  9. Me ha gustado mucho este micro. Entiendo que haya sido seleccionado. Consigues colorear de ese clima taciturno que siempre tienen las tardes de domingo que preceden al lunes. Y en la situación que nos dibujas, más aún. Enhorabuena Xavier. Cada vez tengo más claro la tremenda suerte que tuve al apuntarme a aquel microtaller de la Biblioteca y coincidir con autores tan grandes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido Fernando, las tardes de domingo son grises, tupidas, de niebla. La suerte fue de todos, conjunta. Un abrazo amigo.

      Eliminar
  10. ¡¡Qué casualidades de la vida!!. Me ha hecho mucha gracia esto de la coincidencia. ¿No será que tienen un robot que elige a los mismos pasado un año? ...jijiji, ¡no creas! que con la informática podemos hacer ¡eso y más!.

    No en serio, que me gusta este micro tal y como te dije. Y que ¡¡muchas felicidades por ser ganador de esta semana!!.

    A seguir así Xabier... ¡así de bien!. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura ¿tú crees? y yo que creía que el texto estba bien, y ahora resulta que es el azar diavólico de una máquina. Tampoco importa, yo ni siquiera existo, solo soy fruto de vuestra imaginación.

      Seguiremos, auqneu solo sea una entelequia sin alma.

      Besos

      Eliminar
  11. Enhorabuena. Tiene que ser un gusto ver reconocidas tus letras en concursos tan prestigiosos. Debe ser que estás en el buen camino :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miguel Angel, este es de aquellos concursos que gusta participar y ganar claro. Y escuchar a los profesores de la Escuela de Escritores de l'Ateneu Barcelonès desgranado el micro. No sé si estoy en buen camino, pero me gusta caminar.
      Un abrazo

      Eliminar
  12. Tremendo, sabes meternos el dedo hasta el alma, Xavier. Los que no lloran so n los que ya no les quedan motivos. Enhorabuena por el reconocimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javier. Me gusta ese dedo en las viscosidades del alma. Sólo no lloran los que no tienen nada que perder, porque aunque sean totos y ciegos, con diferencia, son los mas lúcidos, de ese orfano, que podría ser la vida misma.
      Una abrazo amigo.

      Eliminar
  13. No me extraña que ganara, es fantástico el modo en el que dibujas una realidad tan tremenda.

    Mi aplauso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yolanda, te contaré un secreto. Este micro nació de una idea para un REc, de hace un pasr de jueves. Aquel que empezaba con la cola, pero no acabó de juagar. Después sin las limitaciones de la frase de inicio se trabaja mucho mejor.
      Un abrazo y gracias por pasar.

      Eliminar
  14. Desgarrador, Xavier. Un micro que gana en dureza gracias a la acertada elección de la voz narradora, esa que cierra el micro con una contundente sabiduría amarga.

    No puede extrañar que haya ganado. Un micro digno de antología.

    Abrazos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro, esa voz narradora era básica para crear la imagen y enmarcar al niño ciego como protagonista, ese que sabe d ela niña tonta por loq ue cuentan los demás y que siente que le olfatean y le hurgan esos terribles domingos.
      Un abrazo y gracias por pasar y tranmitir siempre esa sabiduría envuelta en celofán.

      Eliminar
  15. Como ya te he dicho me ha gustado mucho escuchar tu nombre en directo como el ganador, más aún después de escucharlo en tu voz nerviosa. Un relato buenísimo.

    Mi enhorabuena. Muchos abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elena, creo que eres la única persona en el planeta que me ha escuchado en directo, ¿estaba nervioso?...sí, hoy sí, casi parecía la niña tonta, o el niño ciego. Mira que Rosa Gil facilita mucho las cosas, pero mucho. No he tenido tiempo de anunciarlo esta mañana, y de ahí la sorpresa. Gracias por pasar y comentar.
      un abrazo

      Eliminar
  16. En pocas líneas personajes, atmósfera, historia. Has cambiado de estilo, o eso me parece , y transmites los sentimientos con detalles mínimos. El lector pone el resto. Me gustó mucho, sobre todo ese niño, mayor, y tremendo lo del olfato.
    Un abrazo, maestro.

    ResponderEliminar
  17. Hola Antonia. Puede que sea así, que escriba mas sencillo, sin andamiajes, pero tú ya sabes que la cabra tira al monte, y volveré al lenguaje, a las palabras, volveré, porque uno es lo que es...
    A mi me gusta en "Yo tampoco", pero entiendo perfectamente otras visiones...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Inmensamente bello el relato, tan real, tan duro, con personajes tan bien descritos sin ser descritos, la niña tonta, el niño ciego, y otros tantos en medio de los domingos, bellisimo, me repito.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Begoña. Es un placer volver a verte por aquí. Seguimos compartiendo.
      Un abrazo

      Eliminar
  19. Enhorabuena, Xavier. Un micro lleno de desesperanza, nos pones en la piel de los protagonistas. A mí me gusta ese final abrupto con el "Yo tampoco". Corta muy bien, como ellos mismos cortan sus lágrimas. en cuanto a la casualidad de que vuelvas a ser vencedor... Yo tengo la sensación de que eso nos pasa muchas veces, de que la misma historia se repite en el tiempo una y otra vez. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida al caleidoscopio, gracias por pasar y comentar. Ellos ganan cada domingo, ganan porque no sufren la desesperanza.
      Un abrazo

      Eliminar
  20. No me extraña que hayas ganado, es un micro tremendo, tanto por la historia como por tu forma de narrarla. Tengo la sensación de aprender algo cada vez que leo uno de tus textos. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana. Ahora dudo si es la primera vez que te veo por aquí, pero me alegro que sea así. Gracias por tus palabras, pero no tengas ninguna duda que aprendemos siemopre, de todo y de todos. Eso es lo mejor de compartir.
      un abrazo

      Eliminar
  21. Pues lo dicho, que ya en casa no tendrás donde colocar tanto premio.
    Nos llena de alegría tus reconocimientos.
    Un abrazo:
    Franco

    ResponderEliminar
  22. Gracias FranCo, es un halago verte por estas páginas. Un abrazo a laos amigos de La Esfera Cultural.

    ResponderEliminar

Este Blog se alimenta de tus comentarios. Si dices algo, sabré que has pasado y me sentiré acompañado. Gracias a tod@s por leer estas páginas.Este blog forma parte de la ABLACC (Asociación de Blogs Literarios que Aceptan Crítica Constructiva). Así que critica sin piedad, pero comenta tus razones, es la mejor forma de aprender.