lunes, 25 de noviembre de 2013

335 Intemperie



Hay un hombre gastado y una niña. El hombre arrastra un carro y la niña corretea persiguiendo su estela. Ya en el parque, cansados, se sientan en su banco. La pequeña trastea los trofeos que han conseguido: una botella de besos, un plano del tesoro y un tarro repleto de sonrisas. Por las mejillas del hombre se escapan dos lágrimas. La cría introduce la mano en el bolsillo y saca un trozo de felicidad, lo despliega con cuidado y se arremolinan  entre cartones. Sus barrigas cacarean. Luego se quedan dormidos.
Fuera todo está lleno de ojos ciegos y mentes apresuradas.   

©  Xavier Blanco 2013


Este texto quedó finalista, la semana pasada, en Wonderland (concurso de microrrelatos de Ràdio4 ). También fueron finalistas los micros de Ignacio Feito, Yolanda Nava y Paloma Hidalgo. La ganadora semanal fue Esperanza Temprano.


____________________________________________________

Estos días observo a mi alrededor, y siento que los vientos de la crisis no amainan. Al contrario, soplan más fuertes, convertidos en huracanes, arrasando sueños. La economía -cada día más cercana a la quiromancia- no sabe de personas, ni siquiera de sentimientos; ella se esconde detrás de los tecnicismos, de las palabras altisonantes, esas que nos encogen el estómago cada vez que las escuchamos: la deuda soberana, la prima de riesgo, la eficacia, la eficiencia, los recortes… los mercados, la crisis, la maldita crisis. 

Ahí, detrás de esas nubes negras que descargan tormentas, hay seres humanos que se levantan cada mañana, que se baten en duelo con la vida, que se parten la cara defendiendo su presente, luchando por su futuro. Ahí, detrás de cada desempleado, detrás de cada desahucio, detrás de cada sueño roto, hay personas, familias, individuos, ellos le ponen cara a las cifras macroeconómicas, a las estadísticas, a los grandes números que justifican  tanta tropelía. Para ellos, para muchos de nosotros, la vida se ha convertido en un ring de boxeo, y nos defendemos como podemos de tanto puñetazo, de tanto golpe bajo. La vida se ha convertido en un combate infinito, con la única esperanza de acostarnos cada noche para levantarnos al día siguiente, y seguir defendiéndonos, soñando tiempos mejores. Ellos siguen ahí , a la intemperie, maltratados por la agonía del paro, por la perversa crisis, ésta en la que nos metieron otros, los mismos que reparten las bofetadas, los mismos que nos dan los guantazos. 

Lo peor de todo esto es que no sabemos cuántos asaltos tendrá este combate, cuántos golpes nos quedan por encajar, cuándo amainará esta tormenta, cuándo dejaran de pegarnos. No, no lo sabemos, no tenemos ni idea, pero seguiremos ahí, y nos levantaremos cada mañana cogiendo nuestra vida por la solapa, con fuerza, con rabia, y continuaremos luchando por un mundo mejor, más justo, más igualitario. 

Por más que nos peguen, no tiraremos la toalla, no besaremos la lona. Quiero que lo sepan.

martes, 19 de noviembre de 2013

334 Paréntesis

Pasan los minutos pero nadie da la orden. Ella sigue con los ojos vendados, no grita, ni siquiera llora. Sólo piensa. Piensa  que ya no tiene tiempo para coger el tren que va al mar. Ni para ver morir a su padre. Ni siquiera podrá abrazar a Juan cuando regrese del frente y decirle que sí, que claro que quiere casarse con él. Tampoco podrá contarle la noticia, ni mucho menos acabar los patucos.
Se coge el vientre y piensa que ya no queda tiempo para recuerdos, ni para ilusiones. Ni para nada. Hace frío.
Luego se escuchan unos disparos. 

___________________________________
Algunas veces la vida es eso: un paréntesis,  quizás una espera, un cerrar los ojos y dejar que vuelen los sueños. A veces la vida es eso: un intervalo, una ecuación de segundo grado, una digresión, un momento, una derivada que tiende a infinito. 
Algunas veces la vida sólo es eso: un arco iris que busca su cielo.

viernes, 25 de octubre de 2013

333 Realidades paralelas


La sirena está vomitando otra vez. Hoy ha bebido demasiado. Se llama Pilar, el nombre se lo he puesto yo. Estaba en la bañera cuando alquilé el apartamento. Menudo susto me pegué.  Gruñe y mueve la cola porque no quiere estar atada. Cuando se porta bien cenamos juntos, le gusta el vino y escuchar boleros. Come demasiado.


Hoy le he pedido que se case conmigo, pero ella ha respondido que no, que las sirenas no existen. Y seguro que tiene razón. Ahora estoy enfadado y hago como que no la veo. 

_______________

Siempre quise tener una sirena en la bañera, un hipopótamo como mascota, un amigo de hojalata. Vivir en un espejismo, lleno de palmeras. Bañarme en el cielo y volar entre las nubes. Siempre quise tener una tarde de domingo guardada en el bolsillo, una caja de sonrisas en la despensa y una botella de besos en la nevera.  

jueves, 29 de agosto de 2013

332 Obediencia debida



Hacía días que el sargento deambulaba solitario por las trincheras, pero aquella noche entró en el barracón y se sentó a comer con la tropa. A media cena se levantó y nos preguntó para qué lustrábamos cada mañana las bayonetas, para qué ajusticiábamos a los desertores, para qué engrasábamos los fusiles cuando hacía meses que no había munición,  cuando nadie respondía a la radio y nada se sabía del general.  Luego estrelló el plato contra el suelo.


Para qué, nos gritó, si el enemigo regresó a casa, si la guerra hace años que terminó.  

_____________

Poco a poco habrá que regresar a la realidad, a las costumbres, al reloj, a la rutina... A eso que llamamos la vida. Aunque no queramos habrá que regresar. Habrá que volver y aprovechar las tardes para mirar por la ventana. Habrá que disfrutar de las pequeñas cosas. 

miércoles, 7 de agosto de 2013

331 Cosas del verano

1. Ganador semanal del concurso Relatos de verano en cadena SER


Estos días me escondo del mundo, por tierras de Zamora. Por las mañanas me pierdo por una carretera de cuento, donde el viento me habla. Lo hago en bicicleta. Allí vi esta garza sobrevolando los pinares. Allí nació este micro que ha sido el ganador semanal del Concurso de Relatos de Verano, organizado por la Escuela de Escritores y la Cadena Ser.

|Origami|


Mamá se pasa el año cocinando, limpiando la casa, comprando, también plancha y nos ayuda en las tareas escolares. Papá llega y se sienta en el sofá.  Este año hemos alquilado un apartamento en la playa. Ayer estábamos  cenando y mamá dejó de servir la sopa, nos miró a los tres  y empezó a contorsionarse: primero flexionó los brazos, luego se inclinó, se volvió de espaldas, dio un giro y después otro. Se desplegó, hizo otra contorsión y una vuelta completa, hasta acabar convertida en una garza de papel. Ahora sobrevuela las azoteas mientras papá la persigue, lloroso, en bicicleta. 

__________________________
2. Seleccionado para la Audiología "Viejos amigos"


El escritor Pablo Gonz está trabajando una audioantología solidaria de microrrelatos sobre la vejez. La semana pasada publicó la lista de textos que participaran en este proyecto, y dos de mis microrrelatos formaran parte de esa Audioantología. 



Es un honor formar parte de este proyecto, y compartirlo con una larga lista de buenos escritores y de buenos amigos. Aquí podéis conocer la lista completa de los textos incluidos.

____________________________________________
3. Cinco micros traducidos al francés.




Muchas veces "el idioma" es una frontera infranqueable para las palabras. Gracias a Caroline Lepage, catedrática de la Universidad de Poitiers, cinco de mis micros han traspasado los Pirineos y los podéis leer en francés. Aquí tenéis el enlace. 



Gracias a Caroline, y a la gente del Blog de traducción Tradabordo por este regalo, y gracias a Elena Casero Viana, que ha hecho de mensajera entre dos mundos. Y a vosotros por leerlos.




__________________________________________________

Disfrutad de estos días de descanso. Disfrutad de las cosas pequeñas de la vida.

viernes, 21 de junio de 2013

330 Relatos en cadena SER

|El perro de papá|

Desde entonces papá ya nunca juega con él. Pluto corretea a su alrededor, salta, ladra, y al final se queda tumbado en el felpudo. Pero nunca ocurre nada. Mamá, cada mañana,  le pone una camisa y esa corbata que le ha comprado. Luego, con nuestra ayuda, lo sienta en el sofá.  Ella se viste con faldas de colores y  ya no se pinta los labios de mercromina, ni llora después de cenar. Papá, sin aquel grito ronco, sin mirada que asuste y con la baba entre los labios, parece otro. A ella le gusta así, tan indefenso, tan callado, tan poca cosa. Tan persona. Eso dice. 
A nosotros también. 

©  Xavier Blanco 2013.

_____________________________________

Con este texto participé esta semana - sin éxito- en el concurso de Relatos en cadena Ser.  Ahora habrá que descansar y esperar a que regrese el concurso en septiembre. Este año la final anual está llena de grandes amigos y amigas: David Figueroa, Migueangel Flores, Mar Horno, Mònica Sampere,Yolanda Nava...Menuda final. 

sábado, 15 de junio de 2013

329 Diluvio universal


Una mujer llora sentada sobre el margen de un camino. Con una mano sujeta su barbilla. No es un llanto acongojado y, por la cadencia, podemos discernir que ni siquiera se trata de un ataque de ira. Sólo llora.  Se acerca un hombre con paso tranquilo. Sin mirarla, sin mediar palabra alguna, se sienta a su lado y  comienza a llorar. Lo hacen al unísono, en idéntico tono, en igual gesto, como si lo hubieran ensayado una y mil veces. Se aproxima una fila de seres anónimos perfectamente alineados. No se divisa el final. Llegan, se sientan en silencio e inician el llanto. Los ojos enrojecidos y la mirada perdida. No hay disonancias. Sólo lloran. Como si lo hicieran cada día de su vida, como si el destino les hubiera reservado ese papel. A todos y a cada uno.

©  Xavier Blanco 2013

sábado, 1 de junio de 2013

328 Esta noche te cuento



|Aniversario|

Me abandonó el sueño y empecé a contar los minutos. Uno detrás de otro. Intenté matar el silencio a puñaladas, a gritos, con todas mis fuerzas. También desnucar la oscuridad. Matarlo todo a golpes secos, a ritmo de olvido. Encendí la luz, pero los muertos no duermen, se sientan al borde de la cama y te miran con sus ojos vacíos. Luego deambulé por la casa, me acerqué al ventanal; llovían palabras que cuarteaban los cristales: víctima, soledad, culpa. Vocablos que infectan las heridas. Me asfixiaba, abrí las puertas, las ventanas, los cajones. Se habían acabado las pastillas. Quise huir y volar con una escoba, planear entre las nubes; ni siquiera tuve agallas. Chillé. Conté otra vez los minutos, los segundos, pero el tiempo nunca se acaba. Ese ruido metálico seguía carcomiéndome las entrañas. La casa olía  a goma quemada. Franqueé la puerta de la habitación y mi pequeña sonreía, vestida de princesa, desde una foto colgada en la pared. Me hablaron los juguetes. Luego cerré los ojos y escalé montañas, para acabar  tirada en el suelo.
Sigo aquí, inmóvil. Todo está lleno de lodo.

No frené a tiempo, eso fue lo único que ocurrió.   

©  Xavier Blanco 2013


Última hora (6/6/2013) : Este relato ha sido elegido entre los mencionados por el jurado. Aquí puedes leer los relatos ganadores y los mencionados.
______________________________________________

Esta es mi participación mensual en ...

esta noche te cuento.  
Aquí podéis leer y comentar el resto de relatos participantes. El tema del mes de mayo era: ...qué le pasa a la princesa... 
La ilustradora es PETRA ACERO. 




martes, 28 de mayo de 2013

327 III Microquedada relatista

|La abuela|

La abuela vive en el ático de un edificio alto y viejo. El portero es un anciano simpático, ataviado con un traje de húsar y una chistera roja  en la cabeza.

Cuando voy a visitarla no puedo pararme en ningún piso. “Directo al ático”, dice siempre la abuela. Yo le hago caso, pero algunos días el ascensor se detiene y abre sus puertas. Hoy se ha parado tres veces. En el primer piso sentí  el azuzar de un látigo sobre la moqueta gastada, luego apareció  un león decrépito que recorría inquieto el pasillo. En el segundo era de noche y un conejo blanco cojeaba, perseguido por un redoble de tambores; el mago permanecía inmóvil sobre su silla de ruedas. En el tercer  piso  los payasos, cercados por una pléyade de viejas equilibristas, lloraban.

El ático tiene una terraza y  sobre las cuerdas de tender se bambolea una carpa de colores. La abuela me hace palomitas y siempre me explica historias de cuando ella era trapecista -“la más famosa”, me repite como si mañana partiera de gira hacia las capitales más importantes del mundo-. Yo le digo: "cuéntame, abuela", y ella se pone su maillot blanco. Luego se aprieta el moño,  entalca sus manos y vuela sobre las azoteas.

©  Xavier Blanco 2013


Con este texto la serie "Sueños de Circo" llega a 23 relatos. Los podéis encontrar, todos juntos, bajo la misma carpa. Aquí los podéis leer todos.


_____________________________________________________

Este es el micro que leí en la III Microquedada relatista. El micro tuneado le tocó a Ana Crespo Tudela (de ella son las fotos). Gracias Ana, espero que te haya gustado.



jueves, 16 de mayo de 2013

326 Microrrelatos indignados




|El hechicero|


No sucedió nada de lo que profetizó el hechicero. No se abrió el cielo en mil canales hasta inundar los campos y la aldea.  No llovieron rayos cegadores, ni siquiera inmensas bolas de fuego. Nada de eso aconteció. Pero ya no hay marcha atrás, el gran maestro dijo que lo quemáramos todo –las casas y las cosechas-  para que no cayeran en manos del enemigo. El hechicero sigue con sus prédicas al gran Manitú por habernos salvado de la tragedia. El camino está embarrado y empiezan a caer los primeros copos de nieve. Marchamos en fila. Los niños tienen frío. Hay caras de júbilo porque Dios se apiadó de nosotros. Y sin embargo.

_____________________________________________________
Esta es mi aportación  en la II Primavera de Microrrelatos Indignados organizada por :


martes, 7 de mayo de 2013

325 El accidente


|El accidente|

El niño había ensayado, sin descanso, su papel en la obra. Una tarde tras otra,  frente al espejo, había memorizado cada una de las palabras, cada uno de los gestos. También las risas. Ahora imaginen el estreno: la platea está llena de padres y madres arrellanados en el terciopelo rojo de los sillones; se abre el telón, un haz de luz ilumina el escenario, pero no hay aplausos, ni discursos de bienvenida. Todo es penumbra. Tañen las cuerdas de un violín que solloza incansable. Y después nada. Sólo un silencio gastado y ese maldito foco alumbrando una corona de flores. 

©  Xavier Blanco 2013

jueves, 18 de abril de 2013

324 Microrrelatos indignados



| Marionetas|


La ciudad se aletarga. La calle está saturada de seres imprecisos. Crecen rascacielos entre los árboles. Todos caminan en silencio, enredados en la afonía de la noche. Intento confundirme entre ellos. Les rozo las manos e imito su caminar lento. Pero no hay respuestas, no hay miradas, ni siquiera una sonrisa esquiva o un gesto de reproche. Marchan ordenados, uno detrás de otro; equidistantes, formando una línea infinita.  Llueven luces de neón. Veo un individuo que acelera su paso, que huye de la fila. El resto sigue su caminar impasible. Luego  cae y su cuerpo queda tendido en el asfalto. Se acercan dos hombres uniformados y vuelven a ligar las cuerdas a la cruceta. Él se levanta  robotizado y se  incorpora a la hilera. Por sus mejillas de madera caen dos lágrimas que inundan el pavimento. Miro a mi alrededor, pero no distingo más color que el gris,  ni reconozco más sonido que el chirrido amargo de sus lloros al estrellarse contra el suelo. Todos sollozan. Asustado empiezo a correr hacía la lejanía. La línea del horizonte es cóncava y,  entre ella y el cielo, sólo se alza el vacío. Nadie me mira, nadie me habla. Me persiguen. Corro. 



_____________________________________________________
Esta es mi aportación  en la II Primavera de Microrrelatos Indignados organizada por :

martes, 9 de abril de 2013

323 Ganador semanal de Wonderland








| Olvido |


Está despierto. Rebusco la mejor sonrisa y me allego. Clava sus ojos en mi rostro,  como si fuera un abismo, como si la memoria se resbalara entre las manos. Intento regalarle una mueca simpática. Con sus dedos rugosos me acaricia los pómulos. También las cejas. Parece que hoy será el día: le muestro las fotos, señalo a la niña y después al hombre, pero no responde. Luego gira la cabeza y su vista naufraga en la ventana. Escondo las lágrimas en el pañuelo y guardo las fotos en el bolso. Como siempre. Quizás mañana -musita la enfermera. Quizás mañana -respondo.



©  Xavier Blanco 2013

_____________________________________________________________________

Hoy, el programa cultural Wonderland de RNE4 ha elegido mi relato  "Olvido"  como ganador del concurso semanal de microrrelatos. Hace unos meses, en Enero de 2013  mi microrrelato "En el geriátrico (Carta a los Reyes magos)"  mereció el mismo premio. Igual ocurrió en Noviembre de 2012, con mi cuento "En el Orfanato" y en Noviembre del  2011, cuando mi relato "Obra maestra" ganó el mismo concurso.  Aquí podéis leer "Obra maestra", en casa de Alberto Corujo. 


Algunas veces la vida te regala pequeños momentos, nubes con forma de elefante, sueños de golosina, como aquellos que te dejaba el Ratoncito Pérez cuando se te caía un diente. Uno quisiera ser siempre un niño y reírse de la vida, de esa que pasa y que de pronto -sin darnos cuenta- son años. Porque al final somos sólo eso: recuerdos y memoria.



sábado, 6 de abril de 2013

322 Era ella (traducido al italiano)


Estos son aquellos regalos que llegan sigilosos en la noche, como las chocolatinas que dejaba el Ratoncito Pérez cuando se me caía un diente.  Como las primeras olas del verano. Stefano Valente ha traducido -al italiano- mi micro "Era ella" y lo ha publicado en su blog Il Sogno del Minotauro. Os recomiendo visitar su Blog, está lleno de grandes amigos. Gracias Stefano.



Era lei

Lo giuro. L’ho veduta stamattina, non ho alcun dubbio. Viaggiavamo insieme nello stesso vagone del treno. L’ho sentita vicino. Non l’ho persa di vista. Lei non ha notato la mia presenza. Quegli occhi, quello sguardo. Era lei. Sono sceso dal treno alla prima fermata. La mia paura l’ha incuriosita. Si è messa a ridere. Sono passate sei ore e sento ancora il panico nel corpo. Continuo a vagabondare sulla banchina ferroviaria. Non so dove mi trovo. Tranquillo, fermo, da nessuna parte. La differenza tra la sorte e la morte è solo una lettera. Ve lo assicuro. Era lei.

_______________________________
El micro, en castellano

Era ella

Lo juro. La he visto esta mañana, no tengo ninguna duda. Viajábamos juntos en el mismo vagón de tren. La sentí cerca. No la he perdido de vista. No ha reparado en mi presencia. Esos ojos, esa mirada. Era ella. Descendí del vagón en la primera parada. Curioseó mi miedo. Se reía. Han pasado seis horas y  todavía tengo el pánico en el cuerpo. Sigo deambulando por el andén. No se dónde estoy. Quieto, parado, en ninguna parte. La diferencia entre la suerte y la muerte es sólo  una letra. Os lo prometo. Era ella.


© Xavier Blanco 2011. 

jueves, 21 de marzo de 2013

321 Microrrelatos indignados




|El parque|

Primero llegaron los camiones, luego las grúas. El  baile de  cinchas y engranajes se incorporó a nuestra  rutina.  Estábamos demasiado ocupados organizando la cotidianeidad: la comida, la limpieza, los turnos...  Los ancianos atendían a los niños, mientras el resto se dedicaba a rebuscar entre las basuras.

Hace días que las grúas desaparecieron y, ahora,  los bloques de hormigón apenas nos permiten otear el cielo. Las criaturas se distraen garabateando en el muro. Los adultos deambulan bajo la sombra de los helicópteros. Los viejos lloran, como si no pudieran dejar de hacerlo. 

Nadie puede entrar. Nadie puede salir. Solo esperamos. Algunos dicen que nos van a matar: a cientos, a miles, a todos.  


©  Xavier Blanco 2013

_____________
Cada día hay mas gente que se queda sin trabajo, sin casa, sin dignidad. Cada día hay mas gente que no tiene nada que comer, nada que reír. Cada día hay mas gente que duerme en un banco, en la calle, en el parque. Cada día las vallas son mas grandes, las empalizadas mas fuertes. Cada día  los muros que separan a los que mas tienen de los que no tienen nada son mas altos, inabarcables. . Cada día hay mas razones para seguir luchando por una sociedad mas justa, mas igualitaria. Diferente a esta en la que nos ha tocado vivir.


_____________________________________________________
Esta es mi aportación  en la II Primavera de Microrrelatos Indignados organizada por :

miércoles, 20 de marzo de 2013

320 Origami (ilustrado por Juanlu)





img081
Origami. Ilustración de Juanlu

Algunas veces me repito y hablo solo. También me gusta hacer figuras de papel: elefantes, girasoles y estrellas de colores. Mamá  siempre dice que me tome las pastillas. Ella no quiere que me acerque al acantilado, porque el mar es muy traicionero, pero hoy tenía que venir. Aquí empezó a volar la grulla que hice el otro día. Seguro que regresa. Naufragaron los barquitos y no volvió la rana, ni el cisne, ni siquiera el dragón alado.  Seguro que regresa. Esta vez le pinté dos ojos azules, grandes como botones.




jueves, 14 de marzo de 2013

319 Relatos en cadena SER


|Nunca jamás |

Y restos de lágrimas en las mejillas, también los zapatos manchados de barro y el pantalón lleno de jirones. Cada día ocurre lo mismo. Luego llego a casa y mamá me regaña, pero no puedo decirle la verdad: que todos se ríen de mí, que me tiran piedras y no me dejan jugar con ellos. Porque llevo gafas y porque soy gordo. Es por eso. Ya no volverá a ocurrir, esta mañana cogí la escopeta vieja del abuelo. Esa de la guerra. Funciona. Seguro que hoy mamá se enfada, no le gusta que me manche las camisas. Siempre dice que la sangre se lava muy mal.

©  Xavier Blanco 2013.

_____________________________________

Con este texto participé esta semana - sin éxito- en el concurso de Relatos en cadena Ser.  La frase obligada de inicio "Y restos de lagrimas en las mejillas" pertenece al micro ganador de la semana anterior  "Películas", de Yolanda Nava. Amiga y gran escritora. Aquí podéis acceder a su Blog "Mis historias".


lunes, 25 de febrero de 2013

318 Relatos en cadena SER


|Superstición|

El leve crujir de la viga de la que cuelga su padre  se escucha al final del pasillo.  Entramos en silencio y nos quedamos allí, embobados, mirando como se balancea el hombretón. Cada semana lo mismo. Ya en la habitación apostamos: que se muere, que no se muere,  pero nunca ocurre nada. A veces desciende y se sienta en el sofá, ojea el periódico y después torna a la viga. Eso es todo. Su madre está muerta, pero regresa los martes y nos pone pan con chocolate para merendar. Luego desaparece. También hay un gato negro.  Algunos tienen miedo y no quieren volver. A mí tampoco me gusta ese gato.

©  Xavier Blanco 2013.

_____________________________________

Con este texto participé hace dos semanas - sin éxito- en el concurso de Relatos en cadena Ser.  La frase "El leve crujir de la viga de la que cuelga su padre", pertenece al micro ganador "Arrullo",  de un gran amigo, David Figueroa. Esta semana ganó otra gran amiga, Paloma Hidalgo

Hasta el día 27 se puede votar en la final mensual, aquí tenéis el enlace y los micros ganadores

viernes, 15 de febrero de 2013

317 Origami


Algunas veces me repito y hablo solo.   También me gusta hacer figuras de papel: elefantes, girasoles y estrellas de colores. Mamá  siempre dice que me tome las pastillas. Ella no quiere que me acerque al acantilado, porque el mar es muy traicionero, pero hoy tenía que venir. Aquí empezó a volar la grulla que hice el otro día. Seguro que regresa. Naufragaron los barquitos y no volvió la rana, ni el cisne, ni siquiera el dragón alado.  Seguro que regresa. Esta vez le pinté dos ojos azules, grandes como botones.


©  Xavier Blanco 2013.

martes, 12 de febrero de 2013

316 Esta noche te cuento


 FINALISTAS ANUALES 2012


Después de 1.202 relatos y 39 finalistas mensuales, el pasado viernes se dieron a conocer los 10 relatos que han pasado a la fase final del II Certamen de Relato Corto "Esta noche te cuento". De estos diez relatos saldrán los dos relatos ganadores del concurso. El resulatado final se dará a conocer el próximo día 23 de febrero. Los 39 relatos finalistas formarán parte de la edición impresa, que bajo el título "Esta noche te sueño" se presentará el próximo día 16 de marzo, en la Librería Sancho Panza, de Cabezón de la Sal (Cantabria).

En esa lista de los 10 relatos elegidos finalistas anuales encontraréis  mis textos:

FRANCOTIRADORES
OFICINA DE OBJETOS PERDIDOS

Están acompañados de ocho relatos más, de grandes escritores y amigos: Miguel Angel Flores, Mar Horno, Mónica Sampere, Paloma Casado,  Josema P. Carpintero, Emilio Magdalena, Fran Rubio y Ana Fuster.

GANADORES ENERO 2013

Hay meses que todo fluye -literariamente hablando- entre algodones y pompas de jabón. Este mes ha sido uno de ellos. El sábado se publicaron los relatos ganadores del mes de Enero 2013, pertenecientes al "III Certamen de Relato Corto "Esta noche te cuento", y mi relato 

ha quedado entre los tres ganadores mensuales, junto a dos maravillosos relatos de Sara Lew y Jes Lavado. Estos tres relatos estarán incluidos en  la edición impresa 2013, junto al resto de ganadores mensuales del año 2013.

FEBRERO 2013


ESTE MES NOS INSPIRA

En Febrero el tema propuesto para participar en el concurso es "El retrato",  sólo tienes que enviar un relato de máximo 200 palabras. 

Podéis hacerlo aquí.

jueves, 7 de febrero de 2013

315 Relatos en cadena SER



|Rotas|

Lleva horas durmiendo en su cunita como un ángel. Eso dice la mujer. Luego le acaricia las mejillas y regresa a la mecedora. Se sienta y repite el balanceo mientras enumera en voz alta  los segundos, después los convierte en minutos, como si su cuerpo fuera un viejo reloj de péndulo. Finalizada la cuenta se arrima otra vez a la cuna. Camina por la sala y se detiene frente a la ventana intentando atrapar la luz. Vuelve a la mecedora. Adelante, atrás... Cuenta los segundos y los minutos. También la luz que se escabulle. Se levanta y la coge en brazos. A la muñeca le falta un ojo. 


©  Xavier Blanco 2013
_____________________________________

Con este texto participé esta semana - sin éxito- en el concurso de Relatos en cadena Ser, a partir de la frase "Lleva horas durmiendo en su cunita como un ángel". Un gran amigo, David Figueroa ha sido el ganador semanal, con un micro extraordinario "Arrullo".

lunes, 21 de enero de 2013

314 Esta noche te cuento


|Sólo palabras|

No podía dormir. Me levanté en la noche y, sin encender la luz, me dirigí al balcón. Habían florecido las palabras que planté en las macetas. Por ejemplo el verbo gritar. Las palabras solo sirven para atenuar el dolor. El dolor no sirve para nada. Las recogí y las lancé sobre el asfalto, una detrás de otra,  como una lluvia de confetis. He contemplado a los niños mientras dormían. He intentado conciliar el sueño. También pensar en una historia tonta: si eres una oveja y tienes insomnio, ni siquiera puedes contar ovejas. Sería un sinsentido. Da igual que seas una oveja blanca o una oveja negra. No hay distinción. 

Las horas fluyen y el tic-tac sigue prisionero en su esfera. Tal vez la sombra del lobo se esconda  detrás de las manecillas.  Florecieron las palabras, eso fue lo que ocurrió. He podido escuchar tu respiración entrecortada,  he acariciado el contorno de tu cara en la almohada. Entonces me he despertado y no estabas a mi lado. Luego he visto los armarios vacíos y una grieta en el comedor que supuraba tu ausencia. Las palabras germinaron con espinas. Por ejemplo la palabra miedo. También el verbo llorar. 

©  Xavier Blanco 2013
______________________________________________


ILUSTRADORA DEL MES
La despedida. Mercedes Daza.

Esta es mi participación mensual en ...


esta noche te cuento.  
Aquí podéis leer y comentar el resto de relatos participantes. El tema de este mes es: cuando despertó.... 
La ilustradora es MERCEDES DAZA.