viernes, 9 de diciembre de 2011

218 El Circo Inuit.



Sus cuerpos diminutos emergen rayando el horizonte, la compañía se aproxima parsimoniosa seguida por una línea infinita de trineos. Irrumpen en el pueblo emboscados, arrastrando sus cuerpos lastrados por el hielo; en ese espejo albino  se reflejan sus  anatomías exangües y sus rostros planos,   con pómulos prominentes y nariz  aquilina. Los trineos jaula, tirados por  bueyes almizcleros, esconden los animales de la taiga: el caribú, el oso polar “súper depredador del ártico”, el lemmin, el búho nival y la foca arpa. Acompañando al circo llega la Diosa Sila, el espíritu del aire,  controladora del tiempo, así como de la abundancia o escasez de la caza. 


Ensamblan su carpa con megalíticos bloques de hielo, la construcción asemeja un iglú gigante  inconcluso en su coronamiento, para que la luz de la aurora boreal alumbre la función. Los búhos sobrevuelan la pista mientras la ecuyére hace equilibrios a lomos del alce; este año el circo presenta un espectáculo sublime: de la caja del escapista irrumpe el  Yeti y por su aro de fuego saltan solícitos la ballena blanca  y el narval.


El cielo de la noche ilumina la pista. Los mayores respiran constreñidos, saben que la aurora boreal sólo es la luz de las antorchas  de los muertos señalando el camino del abismo. Los niños, ajenos a la tragedia de la existencia,  aplauden entusiasmados el suicidio de los lemmings mientras el cuerpo esviscerado del abominable hombre de las nieves, ensartado por el asta del narval, regurgita sangre sobre la pista. Cuando oscuridad y silencio interseccionan, los espíritus del averno penetran sigilosos en la carpa, en ese minúsculo instante  las zarpas del oso revelan el contorno de los elegidos: para ellos el circo de la vida representa allí su última función.


©  Xavier Blanco 2011.




Si te ha gustado, puede que también te interese leer.


20 comentarios:

  1. Hola Xavi, veo que sigues la serie del circo. Este es el que mas me ha gustado de los tres. He podido imaginarme el paisaje blanco, el frío, y esa relación de animales del artico y ese carpa de hielo -fantástico-. El final muy de tu estilo, ese circo de la vida que no es mas que la muerte.

    Como siempre el lenguaje trabajado que nos va envolviendo paso a paso.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Vuelta de tuerca al tema del circo que me ha dejado helada. Micro, como siempre, jalonado de frases casi poéticas, entrelazando realidad y mito, vida y muerte, inocencia y cruda realidad. La zarpa del oso termina la función y yo me quedo con la Diosa Sila. Aunque tengo un arañazo que no se yo si curará o atraerá la sed de sangre del narval. Maravilloso. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. G- E N- I A L!!!!!
    Con tu permiso, Xavier, me lo guardo en el tuiter.

    Abrazos admirados

    ResponderEliminar
  4. Me gusta la imagen del blanco polar con la sangre del yeti y la zarpa del oso final, casi parece que el circo estuviera ahí para dar de comer a los osos.
    El lenguaje recargado acompaña a la tragedia que se palpa desde el principio.
    Aplausos

    ResponderEliminar
  5. Nunca me gustó el circo y, sin embargo, estoy alucinada con esa serie de relatos circenses tan especial. Este espectáculo de las nieves es verdaderamente impresionante. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Muy buen micro Xabier, de los tres que he leído, tengo dudas con cual quedarme. Si me permites una humilde observación ya que perteneces a Ablacc, no sé si "paramento" se asocia más con un adorno o algo ornamental, y me descoloca que sea continuación de la colocación de la carpa. Y con "esviscerado" ...supongo lo que quieres decir, es más o menos como lo de las truchas, pero es la primera vez que lo veo así escrito.
    ¡Ah!, y creo que te falta una coma : "interseccionan,".

    Mis felicitaciones por todo lo demás, en especial por utilizar palabras con gran atino literario, como por ejemplo la recuperada : "averno" .

    Me ha encantado Xavier, un beso.

    ResponderEliminar
  7. No soy yo de espectaculos cirqueses pero admito que he quedado absolutamente cegada por ese blanco polar de este circo y la sangre que rodea todo.
    Realmente muy visual.

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Como ha muchos, el circo no me atrae, es más, te confieso que cuando era chico le tenía terror, pues una vez mi madre me llevó y un coche con unos enanos explotó y todos salieron volando por el aire y... yo me morí de miedo.
    Pero tus textos hacen que hasta encuentre placer en lo que no me llama.
    Un gran abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  9. Hola Xavier. A mí, a diferencia del resto de comentarios, el circo siempre me ha atraído. Creo que el circo es sugerente gracias a esa simbología brutalmente literaria y artística, que casi siempre asocio a ese circo, ambulante de barrios, decadente y de colores plomizos que me tocó vivir como espectador en mi niñez.

    Ese circo lejano de los grandiosos "Soleils" actuales.

    En tu relato llevas esa decadencia al polo, lo desprovees de uno de sus emblemas, el color, y lo mezclas con una mitología que desconozco. Ese circo blanco que repta sobre trineos por encima del hielo evoca una imagen que me ha resultado fascinante, con esa fauna autóctona al borde del abismo de la descongelación. Realmente visual.

    Pregunta: haces referencia a la Diosa Sila. Admito mi ignorancia. ¿Pertenece a alguna mitología existente o la has hecho nacer expresamente para tu relato? Reconozco que no se que me gustaría más...

    Un abrazo.
    Como ves, me ha resultado un relato muy visual e inspirador.
    Seguimos en la brecha, mientras el hielo aguante...

    ResponderEliminar
  10. Xavier, hay algo que se me escapa en este texto, como que me resulta demasiado fantástico y no he logrado meterme en el ambiente -pintado, eso sí, con excepcional capacidad creativa. Has puesto esos parajes gélidos como un horno.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Hola a tod@s.
    Gracias por vuestros comentarios, antes de continuar aclaro algunas cosas, y así respondo a algunas de vuestras preguntas.

    El relato, como indicáis, es una mezcla de mitología inuit, fauna del ártico, circo y leyenda. La diosa Sila, existe y es la diosa principal de la mitología inuit, es la disosa "buena", del tiempo, de la caza. Ese circo, intentaba recrear la vida, pero la vida es indisoluble de la muerte.
    Hay una leyenda esquimal que dice que la aurora boreal son las antorchas de los muertos, y el sonido chisqueante que produce los susurros de los espíritus. Mezclé todos los ingredientes e imaginé que la muerte llegaba cada año disfrazada de circo, y allí dentro señalaba a los elegidos. La diosa Sila es el contrapeso, la lucha entre el bien y el mal. Y el resto es el decorado para hacer la existencia mas llevadera, para que los pequeños sigan riéndose mientras la tragedia de la vida acecha.
    Esos son los cimientos del relato, pero la elipsis es de cada uno, y la intención tammbién era recrear las escenas con palabras y convertir el micro en una sucesión de imágenes...cercadas por el blanco de la nieve, los animales y el rojo de la sangre...

    Un abrazo, os comento mañana que estoy fuera.

    ResponderEliminar
  12. Xavier, nos sumerges en la tradición inuit con una prosa pausada, intimista y colmada de imágenes potentes.

    Logras una construcción narrativa que seduce al lector y le conduce a ese espectáculo frío y lleno de emoción a la vez.

    Tu registro narrativo, como siempre, magnífico.

    Un relato para sacarse el sombrero.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Xavier, este relato es precioso. La primera secuencia de la llegada es cinematográfica, de un blanco frío. Me alertó y gustó la aurora como antorchas. El desfile de animales y actuaciones demuestras tu gran creatividad. El desastre final me pilló de sorpresa, la llegada de la muerte. Me gusta aunque intuyo que se me escapan cosas. Posteriormente veo tu explicación y me gusta, creo que lo has conseguido, crear esa interpretación. Por poner alguna pega (ya me conoces, jeje): Desde que publicas el relato hasta que descubres la solución solo transcurre un día.

    ResponderEliminar
  14. Xavier, he tenido que abrir una pestaña con la RAE y otra con la Wikipedia. Y ha sido como ponerme gafas de ver. Porque me encantaba todo el escenario, el decorado y los actores, pero me faltaba perfilar los contornos de tu historia. Me dejas maravillado, company. Realmente, esta historia da para un corto. Es un relato cinematográfico, sin duda.

    Un abrazo, Segón.

    ResponderEliminar
  15. Laura, comienzo contigo.
    Primero gracias por tus sabios comentarios, la coma ya está puesta. Esviscerado es correccto, con la tripa abierta y las vísceras colgando, lo utilizo en mis micros de suicidios...Sobre la palabra "paramento", la idea era utilizar una palabra que se opusiera a esa carpa de hielo, la carpa suele ser de tela, y ese iglú gigante es como una imagen muy sólida, de ahí la palabra paramento, era para contrastar, pero siguiendo tus consejos la he quitado. Gracias Laura.

    JuanLuis, Mar, sí, sigo con el circo, y algo mas tengo entre manos, ya veremos que sale...Mar, yo también me quedo con la Diosa Sila, pero de la muerte ni ella los salva.

    Patricia, te puedes llevar mis textos donde quieras, en tus manos siempre estarán a buen recaudo.

    Anita, el circo es la muerte que llega disfrazada, el resto es el envoltorio, la distracción. Lo de lenguaje recargado no se si es una crítica. Ya me dirás.

    Sara, gracias por el comentario. Cuando lo escribía intentaba transmitir el blanco nieve, potente y frío, y la sangre que no es mas que la muerte.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Elysa, Humberto, parece que a nadie le gusta el circo, quitando a Fernando. A este mejor no ir ni como público, por si los osos nos señalan. Humberto Bienvenido al Caleidoscopio.

    Hola Fernando, aprovecho para volver a felicitarte por pasar a la final mensual en REC, tu micro se lo merecía, y esta semana nos pelearemos con tu frase.
    Espero haberte contestado antes a las dudas que tenías.

    Luís, tienes parte de razón, hay una mezcla de geografía polar, mitología y leyenda, espero que con las explicaciones anteriores se pueda entender mejor.

    Pedro, tus palabras como siempre, superlativos halagos, que colecciono en mi bolsa de la motivación para seguir por este camino de las letras. Gracias amigo.

    Ximens, a mi también me gusta este texto, ese circo polar de la muerte, y esa idea de fotogramas me guió en su proceso de creación. Intentaré guardar el secreto por mas tiempo en el próximo.

    Miguel Angel, seguro que no ha sido así, pero si esos animalitos corren por el ártico corren por el ártico como Pedro por su casa. A mi siempre me gustó el narval, medio cetáceo, medio unicornio. Ese animal está en el origen del micro.
    ¿Para cuándo las cervezas? paga Fernando.

    Un abrazo a tod@s.

    ResponderEliminar
  17. Soy Carlos, colaborador de Printcolor (http://www.printcolorweb.com), imprenta digital especialista en libros. Tu blog ha sido seleccionado en la promoción “Tu primer libro gratis” y te regalamos la impresión gratis de tu libro, a cambio de que publiques en tu blog un comentario positivo sobre nuestros servicios. ¿Te interesaría? Para cualquier duda puedes enviarme un e-mail a info@printcolor.es
    Te paso el link con más información: http://www.printcolorweb.com/spa/item/exemple_promocional.htm

    ResponderEliminar
  18. Aunque haya comentado pocos micros tuyos, te leo y me parecen excelentes tanto tu vocabulario, como las ideas y las atmósferas.Eres muy preciso con las palabras y tu mirada es original y profunda. Suerte en los concursos, y gracias por compartir.

    Saludos.

    Antonia

    ResponderEliminar
  19. Antonia,
    Gracias por pasar y por comentar. Anímate y apúntate a las cervezas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Me gustaría ir, pero seria en tren y no sé si luego habría alguno para volver. Ya lo miraré. De todas maneras gracias.

    ResponderEliminar

Este Blog se alimenta de tus comentarios. Si dices algo, sabré que has pasado y me sentiré acompañado. Gracias a tod@s por leer estas páginas.Este blog forma parte de la ABLACC (Asociación de Blogs Literarios que Aceptan Crítica Constructiva). Así que critica sin piedad, pero comenta tus razones, es la mejor forma de aprender.